No se cobran las juntas extraordinarias que sean necesarias para el correcto funcionamiento de la comunidad.